Loading…

Culturas y movimientos hackers

Itinerario completado en un 0%

El término «hacker» aparece por primera vez a principios de los sesenta en el MIT. No tendrá un significado social real hasta los 80 cuando el boom de los ordenadores personales y las primeras herramientas de conexión entre ellos y los grandes ordenadores públicos y corporativos se conviertan en un elemento de subversión en el que todavía era un mundo tremendamente jerarquizado. Surge entonces un mito, el hacker, y un movimiento que transformará el desarrollo tecnológico, las relaciones de poder, la ética del trabajo y la relación con el conocimiento de millones de personas en todo el mundo.

Capítulo 1

De mito a movimiento

Capitulo completado en un 0%

Cómo lo que era una pequeña cultura grupal de adolescentes y jóvenes alrededor de una nueva tecnología fue convertido por el estado y los medios en causa de alarma social, por los escritores ciberpunk en un mito y por una nueva generación en un movimiento de resistencia.

Qué es hackear

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.

Las bases del mito hacker

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.

De hackers a ciberpunks, Europa vs EEUU

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.

Capítulo 2

Entre la captura y el legado

Capitulo completado en un 0%

En la década que sigue a la caída del Muro de Berlín y el fin de la guerra fría, acabada la época de los «vaqueros de consola», la cultura hacker se convertirá en terreno de batalla entre una lectura «emprendedurista» que ve en el «espíritu hacker» un mito conveniente para la Silicon Valley de las start-ups y la tendencia ciberpunk que resiste, sobre todo en Europa y Australia a la desideologización y los memes de los años de la «gran moderación». La versión emprendedurista llevará al «startupismo» y el culto a Jobs, las tendencias de «resistencia» alimentarán el auge del movimiento ciberpunk, contagiarán otros movimientos, darán pie al primer ciberactivismo y sobre todo inaugurarían una época con dos legados que transformarán el mundo: el software libre y la ética hacker del trabajo. Si el startupismo ha quedado como último intento -fracasado- de un capitalismo sobre-escalado por generar esperanza, la segunda, lo que habitualmente conocemos como «cultura hacker», abrió las puertas de un nuevo modo de producir y organizar la sociedad.

Para 2007, cuando el escenario cambia con la recentralización de la web por unos cuantos gigantes (Google, Facebook, twitter, etc.) podemos dar por acabado el tiempo del movimiento hacker, fundido de hecho en una pléyade de expresiones e intentos de captura.

Entre 2008 y 2012 sin embargo, cuando Wikileaks se convierta en el gran tema mediático, la exposición mediática global convierte a un pequeño grupo de «vigilantes digitales» ligados a foros de seguridad, Anonymous, en una red mundial que pretende abrir una ciberinsurgencia global con lógica de enjambre («swarming»). Más ligado a la cultura de la adhesión de las redes sociales que al espíritu del primer ciberactivismo y el software libre, reclamará para sí ser el último movimiento hacker... a pesar de la opinión de los ciberactivistas y hackers históricos para los que Anonymous representa aquello de lo que los medios atribuyeron al movimiento hacker y de lo que este siempre se quiso desligar.

¿Es el startupismo una expresión de la cultura hacker?

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.

¿Qué hay de hacker en Anonymous?

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.

Auge y legado de la cultura hacker

Para poder acceder a los contenidos y herramientas de este itinerario tienes que registrarte en la plataforma y apuntarte a este itinerario.